martes, octubre 16, 2007

Impacto Profundo

Qué se puede decir... No sirvieron las llamadas de los vecinos a los municipios, los despachos televisivos matinales, la elaboración de un mapa con los principales eventos... nooooo, se tuvo que recurrir a una medida tan insólita como ingeniosa, un concurso freak para elegir el cráter urbano más grande de Santiago para que los alcaldes se pusieran las pilas, y no quedaran en verguenza.

Si, está bien. Se consiguió el resultado. Llamaron la atención. Se taparon los hoyos. Pero no deja de ser significativo lo que manifestaba el representante de la Asociación de Automovilistas Unidos de Chile (¿qué clase de agrupación es ésa???), entidad organizadora del concurso: "a las 48 horas de iniciado el concurso se comenzaron a tapar los hoyos... la plata estaba..."

¿Qué estaban esperando? ¿por qué nadie hace las cosas hasta que la amenaza de quedar en ridículo se asoma? ¿Es que de ahora en adelante habrá que hacer un concurso para todo?

Hay que decir que el parchado de los hoyos fue bien mula... pa la tele nomás, cosa de no ganar la indigna mención y salir del paso por un rato (como se hace todo acá nomás: que el alambrito, que la tapita de bebida bajo la pata coja de la mesa, que la tirita de scotch...) De acá a un mes es seguro que tendremos nuevos cráteres (me acuerdo de la super pavimentación de la Alameda de la que tanto se jactaba Trivelli hace unos años... tengo miedo!)

6 comentarios:

pato Castro dijo...

Me recordaste una cancion de Redoles, sobre el alambrito.
Pero por lo menos ahora sabemos que debemos hacer concursos, jejejeje

Pretoriano dijo...

El miedo al ridículo en los organismos públicos es más poderoso y se pasa por el traste cualquier burrocracia por más pelotuda que ésta sea.

Como andaban los hueoncitos de los alcaldes tapando sus hoyos para no quedar en ridículo.

Dr. Child! dijo...

Yo sugiero 2 concursos: el juez más chanta y el político más trucho... seguro se mejoraría bastante la cosa.

Es cierto eso del alambrito y el scotch, faltó el corchete, jaja

Pero haciendo alusión a tu post sobre Brasil, es raro lo q pasa acá en Chile: por un lado proyectamos esa imagen del gallo timido, apocado, gris, pero qe se hace el weon, tratando de sacar provecho de todo con alguna pillería y arreglando todo con soluciones parche... no sé, es casi contradictorio.

Salu2
Dr. Child!

franco ferreira dijo...

es cierto. Hubo que recurrir a un cocnurso para que hicieran algo. Pero hay que ver que la arreglá es como pal pico.
Y sí, también me acordé de la pavimentada de trivelli. Creo que la inauguró con choripanes. Jejejeje... Por lo menos los choripanes siempre son un aporte.
Nos vemos, don willy. Se me cuida ;)

Penelope Glamour dijo...

Soluciones parche, se te olvida la maravilloso doble contacto para bastas de pantalón, falda y demases. Propongo agregar el siempre útil corchete para esos efectos. Mi uniforme del colegio jamás hubiera sido lo que fue sin esas soluciones provisorias-permanentes.

Cuidse, bye

Pedro dijo...

Chile sin soluciones parches es como... una casa sin marido, como un árbitro sin su pito, como un barco sin su capitán, como un perro sin su árbol...

La otra vez me estaba acordando de esa teleserie, y no sabía como enchufársela a alguien en algún post... jajajajaja

Saludos y brindis!!

PD: por qué diantres me salen tantas letras para verificar?????