viernes, diciembre 30, 2011

2011

Y ya se va el 2011, un año... ahí nomás, parejito... no me pasó ninguna desgracia ni cosa grave que lamentar, pero no vamos a decir que lo voy a recordar con cariño; en fin, ya se acaba, y comienza el 2012... al que le tengo cualquier fe. De verdad que si. Quiero hacer hartas cosas, partiendo por recuperar mis tardes, y volver a "vivir"... aprovechar mejor mi tiempo libre, y alejarme un poco de la pantalla del PC (no creo que lo logre... jajaja...)

Se vienen tiempos mejores. Tengo todo la tincá. Y si no, que se acabe el mundo. Ahora si que si.

jueves, octubre 06, 2011

Gracias, Steve

Hace tiempo, en algún verano aburrido cuando no tenía mucho que escribir en este blog, y como para darle algo de "sustancia", se me ocurrió hacer una sección especial, escribiendo de personalidades destacadas; gente valiosa, de hoy o del pasado, que - según yo - hubiesen hecho alguna contribución al mundo, a la gente, a nuestra vida. Porque hay personas grandes que aportan, y es bueno que se reconozca. Y no hablo de grandes cosas, al contrario... siempre me interesaron más los detalles. El primero de la lista era Jobs. Acto reflejo, casi inmediato. Por lejos.

Fue lo primero que pensé ayer por la noche, cuando me enteré de su muerte.

Por una cosa de tiempo nunca pude escribir nada acerca de él, y tampoco creo que pueda hacerlo ahora. Sólo quiero dejar testimonio de que ayer (y hoy) fue un día triste, porque el mundo perdió - a mi juicio - a un grande, a un genio, a un adelantado; alguien que quiso hacer cosas innovadoras y creativas. Obviamente, nunca lo conocí, y todo lo que uno sabe es lo que sale por los medios, pero siempre me quedó la sensación de que era un buen gallo. Un tipo que se caracterizó por su visión, pero también por su pasión, por su entusiasmo, por siempre querer dar un paso más allá, y hacer las cosas bien. Con cariño. Un tipo humano, que no lo pasó bien, que sufrió, que dejó la universidad porque no tenía plata, que perseveró, que tuvo éxito, que fue despedido de la empresa que él formó, que años más tarde volvió, casi como un salvador, a esta empresa, que tuvo cáncer... que tomó todas esas lecciones y fracasos como enseñanzas y aprendizaje para la vida.

A la vista del impacto que generó su deceso, creo que no soy el único que pensaba así...



Como ya dije, no voy a escribir mucho sobre Steve Jobs, porque en estas horas se ha dicho todo, y en los próximos días seguirá la avalancha informativa. Se hablará del futuro de Apple, de su herencia (monetaria e inspiracional), de sus sucesores, se editaran biografías y reportajes, etc, etc, etc. No me extrañaría que hasta una estatua o monumento le hagan en Cupertino.

Lo que es yo, sólo diré: Gracias, Steve. Más que por el iMac, más que por el iPod, más que por Pixar (miren lo que estoy diciendo!!!)... Gracias por enseñarnos a hacer las cosas con pasión, con entusiasmo. Con amor.

Es triste, muy triste... se nos va un grande de nuestros tiempos.

martes, septiembre 20, 2011

Yo no tengo Twitter

Yo no tengo Twitter. Y si algo que he aprendido es que nunca hay que decir nunca… pero creo que es bastante probable que me mantenga así, al margen del ejército de fans de los 140 caracteres. Porque he visto que son más los problemas y complicaciones que trae esta red social, comparado con sus beneficios. Atados, cahuines, malentendidos, peleas, psicopatías y eso. Facebook me gusta, porque a pesar de que no escribo mucho, de no manifestar tanto lo que realmente "estoy pensando", me sirve para ponerme al día con mis conocidos, ver en qué están, si están de viaje, si están enfermos, si encontraron polola o si están esperando guagua, qué se yo… pero hasta ahí nomás llego. Twitter no. Porque tampoco tengo taaaaaantos pensamientos brillantes o entretenidos para compartir, mi rutina es bastante monótona y simplona, de la pega a la casa y de la casa a la pega, con cueva veo algo de tele y sería. Soy un convencido de que no aporta mucho andar comentando "tengo hambre" o "puta que hace frío". Si es por escribir cosas, me quedo acá, en mi olvidado y apolillado blogspot, en el que me puedo extender más allá de la simple anécdota; tratar un tema, desarrollarlo, y hasta acompañarlo con coloridas fotos robadas de internet (algo arregladas y retocadas, para que no se note tanto, por supuesto). El que llega puede comentarlo y dar su opinión sin problema, y listo. Un lindo intercambio.

Además, noto un cierto… cómo decirlo… impulso narcisista en esto del Twitter. Me da la impresión que todos persiguen ser famosillos, ser citados, ser el primero que tira el chiste de moda, acumular seguidores, ojalá por miles y no cualquiera, sino que otros que sean igual de famosillos… ser algo así como ciber-celebridades(?). Comentan y comentan hasta lo más mínimo, buscando pasar al estrellato virtual; no pueden vivir sin sus teléfonos inteligentes supermodernosos, y pasan horas pegados, sin importar donde estén… en la micro, en el metro, en la calle, sentados en el cine antes de que comience la película… Yo creo que eso es lo que más me apesta del twitter. No es el Twitter en si, son los que lo usan, los twiteros. He podido leer conversaciones entre 2 de estos tipos de más de 15 mensajes… ¿ya no existe el chat? ¿ya no existe el e-mail o el teléfono? ¿por qué publican conversaciones que no tienen sentido para el resto del mundo? Hasta el nombre que se le asigna a quienes se suscriben a una cuenta me provoca rechazo, "seguidores" poh… ¿qué onda?.

Yo sé que no todos son así, y que - como todas las cosas - si se usa bien es de utilidad (demostrado en los días posteriores al terremoto del año pasado); lo que hacen los medios, las radios, cosas de tipo informativo "real", el dato duro y específico que necesita la gente… súper bien, nada que decir ahí, pero en general predomina esta actitud medio ególatra de tipos que no le han ganado a nadie que sólo buscan "que los sigan", "ser influyentes".

Todo eso choca bastante con mi forma de ser, uno que no es muy dado a contar sus cosas. Por eso no tengo Twitter. Y no creo que lo tenga.

Honestamente, me haría una cuenta sólo para esos concursos ridículos que están comenzando a hacer las multitiendas. Pero así y todo, me da mucha lata.

domingo, mayo 01, 2011

Jamiroquai

Esto es sólo para recordar que antenoche saldé una deuda (o algo así, nunca tan grave); hace unos 4 años le empecé a agarrar el gustito a la música de Jamiroquai, y siempre me lamenté no haber ido al recital del 97, pero es comprensible, porque para ese entonces no los conocía mucho. Y a medida que pasaban los años, la leyenda de aquella noche crecía: que fue un excelente recital, que la gente que estuvo ahí lo pasó increíble, y todo eso, por lo que me dije a mi mismo que si se daba la oportunidad, y volvían a Chile, no lo pensaba e iría a su show.
Y asi fue. Eso pasó el viernes.
Fue bacán. Jay Kay es una máquina. El audio fue "reguleque" nomás (los acoples hacían que el loco matara al sonidista con la mirada), pero no hay nada que decir acerca del profesionalismo y entrega en el escenario. Siguieron adelante como si nada, tratando de entregar el mejor show posible. Excelente elección de temas, cuidada interpretación y mucha energía.

Estamos listos con Jamiroquai. Deuda saldada.




Fotos de Terra.cl y Fonica.cl (no, yo nunca llevo mi cámara... ¿para qué, si en
internet se encuentran mejores imágenes que las que podría tomar uno?)

martes, abril 19, 2011

Adios, Cholito...



Vaya con Dios, perrito lindo... fuiste un buen amigo, y un leal compañero...
(01 de enero de 1997 - 19 de abril de 2011)

viernes, enero 14, 2011

Gracias totales!

Hace rato que no actualizo ésto, pero ya me desocuparé un poco - espero - y volveré a escribir. Mientras, paso de carrerita, sólo a agradecer.

Porque hoy es un día raro.

Hoy fue el último día de Harold Mayne Nichols al frente del futbol chileno, y por consiguiente (y como seguramente pasará), con él se irá Bielsa. Creo que hasta la elección de presidentes Harold lo hizo bien, y a pesar que en los últimos 2 meses se ensució su gestión con la "teleserie" (tongo, tinterillada, como le quieran llamar), me da la impresión de que hizo un trabajo serio y profesional. Sin ir más lejos, logró traer a Bielsa, que no llega a cualquier parte. Fuimos a un Mundial, la Roja se reposicionó, los jugadores se valorizaron y la gente volvió a creer y a disfrutar con su selección. Fueron muy buenos 3 años.


Gracias Harold. Gracias Don Marcelo.

Además, se confirmó esta mañana que Mirosevic, el capitán y símbolo de la UC, parte a los Emiratos Arabes. No puedo negar que me da lata, porque es el capitán, es de la casa., el goleador del torneo pasado... pero está bien, se merece asegurar su futuro; varias veces lo tentaron, y siempre se quedó, siempre aperró, hasta ahora que la oferta era demasiado buena para él y para la S.A.

Gracias por el campeonato, Milo. Gracias por dejarlo todo en la cancha.

Hoy es un día raro... y triste; da lata ver que las cosas buenas se terminan, que proyectos bien encaminados quedan a medio terminar.

Igual ya estoy medio resignado.