domingo, febrero 26, 2006

Toronto

Yo soy bien huaso; nunca, por ninguna circunstancia, había salido fuera del país; ni siquiera había viajado en avión, así que se imaginarán más o menos como me debo haber sentido cuando me subí a la micro con alas y comenzó todo. El vuelo fue bastante cómodo (a pesar que me imaginé lo peor al ver que una mamá llevaba a su guagua en el asiento de atrás, la cual se puso a llorar apenas se sentó en el avión), salvo por una que otra turbulencia que me hizo pensar que esta viviendo el episodio piloto de "Lost" y que el avión se iba a la mierda (maldita televisión, me cagó la cabeza!)

Lo primero que pensé al llegar al aeropuerto internacional de Toronto fue "oye, no hace tanto frío!"... claro que al salir a la calle me cambió la percepción... en realidad no hacía tanto frío, pero el viento se encargaba de helarte las orejas y la nariz de forma extrema.

Mientras recorría la autopista en el taxi, para llegar al downtown, me sentí en una película gringa; ahí me di cuenta que la proximidad a ciudades como N. Y. se hace sentir hasta el más mínimo detalle: muchas autopistas, autos anchos y grandes, amplios sitios de compraventas de autos y otros para estacionar remolques... de no haber sido por una que otra bandera de Canadá, hubiese jurado que me equivoqué al bajar... Toronto es gringo entero.

La famosa CN Tower

Downtown Toronto


Como toda ciudad gringa, se pueden ver las cosas típicas: ausencia absoluta de animales (nada de perros vagos o cosas así) y kioskos (los diarios se venden en esas máquinas en las que cada uno introduce la moneda y saca un ejemplar; lo más parecido a los kioskos nacionales se encuentra en las estaciones de metro); modernos rascacielos, contrasando con edificaciones de ladrillo antiguas, alcantarillas humeantes, zonas de esparcimiento, para patinar principalmente, etc. Da gusto ver que la ciudad está pensada para soportar las duras condiciones climáticas: cuando llueve no hay posas en las esquinas (me pareció asombroso, pa´uno que viene de Santiago, que pareciera estar hecho de azucar... cae un poco de agua y queda la cagá!), y en los baños de los shoppings center hay agua caliente. En todo caso hubo dos cosas que me llamaron poderosamente la atención: una, yo sabía que Toronto se caracterizaba por ser multicultural y albergar a gente de todos los rincones del mundo, pero.. puta que hay chinos! Por el centro de Toronto, a todo hora y en todo lugar, circula muchísima gente oriental, o de rasgos asiáticos: chinos, coreanos, filipinos... pero al chancho! Obviamente, uno esperaría encontrarlos en el Barrio Chino (lugar en el que venden todo clase de chucherías baratas, cosas freak para comer que cuelgan de las vitrinas y aliños extraños para condimentar comidas a los que no me atreví a a cercarme), pero uno donde va, está rodeado de asiáticos... de hecho, mis 2 primeras semanas me alojé en una casa de familia de origen filipino.


Lo otro que destaco es el impecable funcionamiento del sistema de transporte; el metro (que es como una lata de leche condensada, plateada, ancha y carreteada, pero con asientos acolchados, puntual y veloz) funciona hasta tarde -1:40 a 2 a.m.- y se complementa perfecto con los buses y los tranvías -o street car- que recorren la ciudad (que también pasan hasta bien tarde y funcionan desde las 6 a.m., aprox.) El valor de los pasajes no es nada barato ($ 1250 pesos, aprox.), pero uno puede comprar la tarjeta semanal o mensual y realizar todos los viajes que uno quiera en estos transportes.


Una vista al Entertainment Disctrit

La gente patina... y mucho


Yo pensé que iba a ser complicado ambientarme o recorrer la ciudad, pero fue todo lo contrario... como dije, el sistema de transporte es excelente, y no cuesta ubicarse en el downtown. Hay varios locales para divertirse y comer, de los estilos más variados, pegados uno al lado del otro, junto a los típicos locales de comida rápida en todas las esquinas (en Toronto, los que la llevan son los "sub", gigantescos y churretosos... esta Subway, Mr. Sub, Quiznos, en los que se puede comer un combo por casi 7 dólares canadienses). Yo tuve la suerte de conocer a varios chilenos y mexicanos, junto a un montón de gente buena onda, por lo que se armó un grupo bastante simpático, con los cuales no tuve problemas para pasarlo bien y salir harto... aunque el copete sea caro! (en realidad, no es tan caro, pero con la cerveza se van al chancho; recuerdo que llegué a pagar 17 dólares canadienses por un pitcher... donde se ha visto! Casi 8 lucas!!!... claro que lo pagamos entre 3...)


Sip, donde voy, lo paso mal... es triste mi vida... ja ja ja...


Y claro, no podía dejar de darme un gustito... un huevón pelotero como yo tenía que ver un partido oficial de la NBA. No serán los Lakers, pero bueno, si vas a Toronto, tienes que ver a los Raptors... yo sé que son un equipo del montón, pero es lo que hay nomás! (además que jugaban contra los Spurs, asi que al menos vería a un equipo de verdad...) Debo decir que se pasa muy bien, sin importar qué equipo gane o pierda; parte un poco mamona la cosa, como que nadie pesca mucho, pero a medida que transcurre el juego, y la emoción fluye, la gente grita, participa, y se entretiene. Hasta me gané un slice de pizza porque los Raptors hicieron más de 100 puntos... Sweet!


Nada como un partido de básquet con la mejor compañía - ella es increíble!
(adivinen quién soy yo; tienen sólo una oportunidad!...)

Continuará...

12 comentarios:

.. Mi vida dijo...

primerita:

toas top tus fotos
, yo tengo fotos pero de noche y bueno si nos kieres poner, adelante no mas caballero, q lo que te conte por mail, era mula jajajajaja, osea, no importa,

Pd: eso si chikita por fis, jajajaj

lindas fotos, una cosa te falto nuestra caminata por bloor, pa' buscar mi maldito mokka (cafecito), jajajjaja.


Y esa polera, como no te iba a distinguir, jajajajja, lo unico q falto esa vez q yo me pusiera mi gorro de lana chilote.

Un saludo grande y cuidate

Andrea

Toronto, se ha puesto horriblemente helado, se te congela hasta el alma estos dias y con bastante nieve, te tuviste que ir para que empezara el frio

chelin dijo...

Hola Willy
Sobre que no sentiste tanto frio al salir del aeropuerto, es porque vas con la temperatura corporal o con la estacion de tu país.
A mi tambien me sucedio cuando llegue a alemania, y durante 3 días no senti frio a pesar de que estaban en pleno invierno.
Sobre lo de los perros no es que sea gringo, en europa tampoco encuentras perros guachos, ni caca en las calles, yo creo que eso se debe a la baja natalidad, la gente deben gastar plata en alguien, desde cuidados medicos y alimentacion.
Pero es lo mejor pegarse esas bofetadas de diversidad, y ver razas diferentes.
Tuviste un buen viaje

autoexiliada dijo...

ES LA FRANCESA?????

Cuenta mijo por fis!

Willy dijo...

ja ja ja ja... sip, en rigor, ella es de New Caledonia, pero como es parte de los territorios franceses de ultramar... vendría siendo como lo mismo ¿no? (lo primero que hice cuando llegué fue buscar el Almanaque, y cachar donde cresta queda New Caledonia... ja ja ja ja...)

w.

Rodrigo dijo...

Con la camiseta de Chile!!! jajaja

.. Mi vida dijo...

willy:

lo del perros te aclaro, aqui hay que tener un permiso municipal para tner un perro.
si asi es una licencia, y debes pagar un permiso e inscribirlo, es obligatorio y decretado por ley.
Dependiendo del perro en alguno casos lo unico q les falta que vayan a la casa y verifiquen si el perrito vivira bien.

jajajja

Es por eso que no todo el mundo tiene perro, porque en ocaciones pasa a ser un cacho.

ademas que por ley, tu debes sacar las ca**^* que dejen, porque o sino te colocan un parte, y te jode tu record, que es como tu hoja de vida o antecedentes,

ojala te quede clara mi explicacion


yap chau


andrea

Eve dijo...

UUUUUUUuuuuuuuuuuuuu!!!

Que buenas las fotos!!!

Buena camiseta!!!

Mínimo!!!

Me sorprendió lo caro del metro y ¿no hay perros?... mmmm, se debe notar caleta la diferencia...

Que buen viaje te pegaste, te felicito... Yo no me subido nunca a un avión, espero hacerlo en abril cuando al fín salga del cacho de mi examen de grado...ufff!!!

Parece que estuviste re mal acompañado...jajajaaa!!!

pato castro dijo...

Willy
El frio no fue mucho, pero por estos dias si bajo la temperatura aqui en el norte. Buenas fotos y es divertido que les digas gringos a los canadienses, y te puedo decir que son muy, pero muy diferentes. Asi que puedes empezar a juntar plata para comprobarlo, si bien las ciudades son como las relatas, las personas que las habitan y como te miran o mueven hace la diferencia.
Aqui confundir a un Canadiense con uno de USA, es casi una ofensa para los dos. Prefiero los canandienses por ahora.
Al parecer lo pasaste bien y seguro tienes incentivos para volver, jejejeje.
Esperamos la segunda y tercera parte.

Creo adivinar que eres la rubia, la que acompania a un loco con polera de chile, haciendo el loco en un partido de la NBA, jejejejejejeje. Yo esperaba la de la cato, pero sera la proxima.

Moira dijo...

¿Puedo adivinar cuál eres??

:P

Que bueno que disfrutaste y te digo que tienes mi más sana envidia por haber asistido a un juego de la NBA... en los tiempos en que tenía tiempo no me perdía partido de los Celtics :D Debo reconocer mi ignorancia y decir que no sabía que hubiese un equipo canadiense en la NBA.

Weno querido, espero con ansias más fotos y el lado B de tu viaje (aka: todas las anécdotas vergonzosas)

Cariños.

Willy dijo...

Pato: ja ja ja ja... no sabes ná que también tengo foto con la poleta de la Cato (obviamente!), pero en el partido de hockey (de los Marlies), y también con la rubia... je je je je... Esa foto no quedó tan buena, y estoy pensando si la pongo en la 2da parte.

Lo de la comparación con los gringos, la hago en el sentido de la ciudad, no de la gente... Igual en el poco tiempo que estuve me di cuenta de eso que comentas, que confundir a un canadiense con un gringo es una ofensa para los 2... de hecho, una de las poleras más graciosas que ví por allá decía "Qué es un canadiense?... un norteamericano sin escopeta"... ja ja ja ja...y claro, también se ríen harto de la percepción que tiene el mundo acerca de ellos (que viven en iglús, y que no puedes salir a la calle porque te comen los osos y cosas así). Creo que no podría decir más al respecto, porque aunque parezca increíble, en Canadá tuve muy poco contacto con canadienses (¿¿??), pero con los pocos que me topé me llevé muy bien... de hecho, el vendedor de una tienda de deportes me regaló, a pito de nada, un puck de hockey, porque le caí bien, y porque venía de Chile (me pareció de lo más insólito, pero contento igual)

Moira: ¿fan de Larry Bird y los famosos Celtics de los ochenta? Eso no me lo habría imaginado... eres una caja de sorpresas! (pero igual me llama la atención... ¿por qué Boston?)

Supongo que algún día lo conversaremos... lo de las anécdotas vergonzosas... mmmmm... veremos...

Saludos.

Moira dijo...

ESTÁ BUENÍSIMA TU RADIO!

me la he repetido mil veces :D

Anónimo dijo...

jajajajaja, me llamó la atención el mismo detalle que ud. menciona, amigo Willi, lo de los asientos acolchados del metro (hasta hay baños en el de NY)... mmmm, su amiga se ve MUY feliz!!!

besos mushos, siga contándonos sin censura!!!

Pepinot