martes, marzo 21, 2006

Cambios

OK, asumo que hace rato no escribo nada coherente, y que mis últimos posteos han sido bien jugosos; debo aclarar que se debe principalmente al desbarajuste post vacaciones... y en mi caso, esto no es menor, puesto que desde que reingresé al “templo del deber” han sucedido muchos cambios, que me afectan de manera directa... y no estoy hablando de la corbata, que a partir de esta temporada es obligatoria (el único inconveniente al respecto es que no tengo suficientes corbatas, y me veré forzado a “invertir”... pero la verdad no me molesta el maldito trapo al cuello, y hasta debo decir que me hace ver un 0,5% más decente... !).

Primero, al día siguiente de haber vuelto de las sagradas vacaciones, me comunica mi jefe que no sigue con nosotros, que ha aceptado una propuesta para ocupar un cargo directivo en otro departamento, pero que tiene todavía alguna relación con la sección específica en la que trabajo... o sea, está pero no está... Me pareció mal, pésimo, y un presagio de que lo peor estaba por venir, porque me llevaba la raja con mi jefe... de hecho, si estoy trabajando ahí, es porque le caí bien al loco; es un tipo de trato relativamente amable y con el que se podía conversar directa e informalmente sin problemas (además que podía controlarlo fácil con un par de tallas...) ¿tratarlo de usted? Ni cagando... hasta un par de “oye, weón...” se me escapó alguna vez, y nunca dijo nada.

Después, dieron a conocer la modificación del reglamento telefónico: a partir de ahora, sólo llamadas breves, y cada uno va a tener que pagar por las llamadas a celular o larga distancia que realice... y pobre que un número se repita varias veces, porque se entiende como “personal” y no de trabajo, y por lo tanto, se paga... ¿dónde se ha visto eso? ¿como tan cagados? Yo nunca uso el teléfono (paso frente al computador todo el rato, por lo que el e-mail me acomoda mucho más), pero al menos tenía la tranquilidad que el día que lo necesitara lo podría utilizar sin problemas... ahora no.

Tercero; el departamento en que trabajo está dividido en dos secciones, separadas por una buena distancia: yo estoy en el entrepiso, en una muy cómoda y espaciosa oficina, sola para mi, con un amplio escritorio; tengo un computador medianamente rápido, con impresoras a mi disposición, y un juego de parlantes en los que escucho la música que yo elijo; además, me llevo muy bien con los compañeros con los que me toca compartir (o sea, weveamos harto y nos reímos mucho). La otra sección es el área comercial, y está en el subterráneo: es un lugar estrecho y solitario, en el que trabajan las vendedoras o asistentes comerciales, que pasan todo el día atendiendo público o pendientes del teléfono, por lo que no se puede conversar o escuchar música con tanta libertad... Como ya adivinarán, el sujeto que queda a cargo (y que reemplaza a mi jefe) pertenece al área comercial, y me quiere mandar para abajo... a un escritorio roñoso e incómodo, y pegado a la oficina de él... Lo peor es que el weón está empecinado en eso, y es duro de cabeza como él solo, por lo que no veo cómo poder cagarlo, y no irme a las catacumbas. Tengo a todos mis compañeros haciendo campaña para quedarme donde estoy, pero está difícil la cosa...

El golpe de gracia me lo comunicaron ayer: al que queda de jefe le carga (odia/detesta/aborrece) el msn en todas sus formas, variedades y formatos... si bien ya nos habían obligado a sacar el programa de los PC (y nos hacíamos los giles usando webmessenger), ahora el que sea sorprendido con alguno de estos dispositivos virtuales de comunicación sacavuelta será penalizado donde más duele: con plata!... nada de bono de productividad o algo así... y como enseña el futbol, a la primera falta, advertencia... la segunda es tarjeta amarilla... la tercera es tarjeta roja y te fuiste para la casa! (¿No será como mucho?)

O sea, resumiendo mi situación... me van a mandar a la sección de abajo, a una oficina estrecha e incómoda, con marcación al hueso, forzado a instalarme en un escritorio de mierda, incomunicado del mundo sin siquiera poder llamar por teléfono y lejos de mis amigos de la otra sección... linda la weá!

Habrá que comérsela callado nomás...

13 comentarios:

Cecilia dijo...

me suena un tano familiar tu situación ... no se qué les ha dado a las empresas ahora de odiar el messenger, si es tan útil!

en fin .... quizá Don Willy ... el panorama se vea mal .. realmente mal ... pero quién sabe .. quizá el sótano le traiga buenas sorpresas. (Ja .. a quien le toco ahora ser pesimista?)

Y piensa ... ojalá que no les empiece a dar fobia con los globs... ahí si que estariamos obligados a trabajar!

Paly Messer S. dijo...

Hola Mr Willy:

Fristable: Gracias, muchisimas gracias por las palabras de aliento... y bueno, lo asumo, realmente etsaba un poco mal [quye un poco... mas bien bastante... era una real alma en pena... almost a ghost... anyway]

Sé lo que es trabajar sin msn... en la empresa que terminamos la faena el 31 es asi... gracias a dios con el telefono no es tanto. Eso si por sanidad mental y pk uso computador compartido trato de no revisar el blog ni nada de mis cosas personales ahi. Además de borrar los archivos temporales de internet y el historial... hace unos años atras en otro lugar que trabajé cuando era estudiante, en la noche nos revisaban el computador.
Ah... lo que si tengo bloqueados son los juegos... ni el misero solitario.

Sugo en mi búsqueda... y al parecer tendré que ampliar mi área.

anyway.

Fuerza y animo para el trabajo... no hay mal que dure 100 años dicen.

Kisses... big kisses

Paly Messer S.

Distemper dijo...

Al menos trabajar en un sótano tiene algo así como onda. No, en realidad no.

Conozco a una que si le sacaran el messenger sería como si le extirparan el pulmón izquierdo. Y el derecho. Por cierto, igual te veo conectado, so suicida laboral.

En fin, ánimo.

autoexiliada dijo...

Pucha Willín,
No sabes cómo te entiendo. Mi jefa que se fue usaba msn y nos llevábamos la raja. Hace poco nos avisaron que lo sacarán y que controlaran las páginas a las que ingresamos. Me he cambiado de servidor unas 3 veces desde q llegué y hasta un parche le he puesto para, entre otras cosas, no usar el maldito teléfono que me carga. Aunque desde que tengo pololo el teléfono no me resulta tan abominable.

Animo!!!! Ojalá el lobby de tus compañeros resulte. Y si no, en la soledad de un sótano siempre puedes hacer un sudoku.

.. Mi vida dijo...

pucha Willy:
queme lo tratan mal por Chilito, por estas tierras lejans, lo tenian a puro estudio, caminatas por Mall y mokka pero creo q estaba mas tranquilo...jiji
Animo, que algopasara para que todo vuelva a calmarse como antes...
Como te han escrito quizaz en sotano te encuentras sopresas...jajaja
bueno mi amigo se me cuida en el sotano, cuidado con los resfrios y esas cosas...

saludos desde Canada
Andrea

Moira dijo...

Buuu, qué mal... cuando recién tu messenger (pq no fuiste tú, per se) me comentó que había cambio de jefe pensé que tal vez te estabas preocupando demasiado... me castigo :(

Ojalá no te trasladen al sótano, sin tu música y sin tus amigos; eso ya me suena a empezar a peinar la muñeca... :-/

Y sí, como dijo Dis, igual te he pillado conectado un par de veces, aunque harto menos que antes... y todavía no entiendo por qué veo a Calvin!!! (y esta pregunta gilosófica me atormentará durante meses, te lo aseguro)

Habrá que pasar los malos ratos con hartos japi hour post-pega nomás (qué tragedia más grande)

Muchos cariños
M. [pronta a postular a libertad condicional]

pato castro dijo...

Que lata, animo.
Como son las cosas, cuando me toco ser jefe les ensenie a todos MSN, lo implementamos como un medio de comunicacion super eficiente y barato, ademas asi sabia siempre si podia comunicarme con todos mis companeros de trabajo. Ahi ves lo poco que saben esos jefes como el que te toco.

Suerte y siempre en estos casos es bueno empezar a mirar para el lado, es decir buscar nuevos rumbos, seguro algo saldra por ahi.

Saludos

Willy dijo...

mmmm... o sea, es penca la situación, pero no tan grave tampoco (como para pensar en irme digo)... lo que quería expresar es que todo el buen ambiente, la onda relajada e informal que existía en mi trabajo se ha ido acabando con medidas un tanto ridículas para estos tiempos... de a poquito nos quitan esos detalles, esos mínimos privilegios que hacían la actividad diaria algo más soportable, en términos humanos...

Ahora, las condiciones en las que trabajo no son malas en absoluto (el horario es bastante decente, por ejemplo), porque si no, creanme que ya me habría ido... y como mencionan arriba, igual me las arreglo a ratos para desafiar a la autoridad y hacer un chateo flash... ja ja ja... si no me la ganan tan facil!

Saludos.

Felipeiglesias.cl dijo...

Ohhh,que mala tu wea weon. Como tanto?
A mi se me va mi jefe pronto pero eso es un alivio realmente más que una molestia, asíq ue dejaremos la oficina pulenta XD.

Oh si....que paja por vos weon, maten al cerdo aquel.

Saludos el Cerdo Manager!

Gigi dijo...

Tranqui Willy !!, yo una vez tuve un oficina grande y para mi sola y con el tiempo quedé relegada en un cuchitril.
Pero la vida es cíclica, ahora no tengo a ningún jefe pelotudo al lado mio, pongo las patas arriba del escritorio cuando quiero, chateo si se me da la gana, lo que pasa es que ahora debo autodisciplinarme y eso si que es peluo!!, a final de año veremos de cuanto sirvió tanta libertad

Animo, ya verás que no puede ser tan malo

Saludos por montón

Eve dijo...

Chuuuuuuuta!!!

Putas... te jodieron no más po'...

Velo por el lado positivo, si te ponen solito en una oficina, le poní pestillo y te podí pegar una siestecita... o podí llevar alguna revista, entretenerte haciendo crucigramas o algo por el estilo...

Aunque no es lo mismo que conversar y hechar la talla con los amigos... bueno, es lo que hay no más... habrá que acostumbrarse...

ANIMO!!!!

Soorikeit dijo...

como tanto, no sabia que estaba tan la cagá. soea lo intuia, pero no sabia tanto...
cahaste que cambiaron la central de telefonica a vtr, o una onda asi, por eso los cambios y la guae
y entraron a robar a la cooperativa y se llevaron 110 lucas en billetes.... anadie le falta dios, ves?
jejej

Ticha dijo...

mientras no les prohíban tener blog :P