martes, marzo 07, 2006

Fin del viaje

A estas alturas no tengo mucho más para contar... Toronto es una ciudad grande, como cualquier otra, y tiene un montón de atracciones, museos, parques y edificios para visitar... lamentablemente, no pude hacer un gran recorrido, principalmente porque como era invierno, muchas veces los horarios no me favorecían y algunos lugares interesantes estaban cerrados.

En principio iba a dejar unas fotos más, como para complementar algo que se me pudiese haber pasado en los post anteriores, pero mi amiga Moira insiste en que cuente cosas curiosas del viaje... de buenas a primeras no recordaba ninguna... pero escarbando en mi memoria, creo hay algunas situaciones que fueron un tanto singulares o que me llamaron la atención, y que puedo contar.


El Metro de Toronto... donde pasé la mayor parte del tiempo...


Este era mi barrio... en un amanecer nevado


Parece chiste la cuestión... Había una vez un indonesio, un japonés y un chileno...


Are you okay? Okay dije!!!

Un mañana, el dueño de la casa que me hospedaba, el filipino, me comentaba que tenía hora al doctor. Yo, educadamente y tratando de demostrar preocupación por su salud, le pregunto Are you okay?... Al filipino le cambia la cara, y me queda mirando serio, tirando para enojado y me dice No, I´m not gay...!

Puta que me urgí, tratando de hacerle entender que yo no había dicho éso que él pensó que había dicho!


Tim, el del puck

Entré a vitrinear a una de ésas tiendas de camisetas y artículos deportivos... el tipo que atendía ni me pescó mucho, y leía el diario. Yo miraba incrédulo la cantidad de jerseys de hockey y de camisetas de básquetbol del lugar, y en un acto de locura, le digo al tipo que me saque una foto; él cachó altiro que no era canadiense (según él, yo iba muy abrigado), y me preguntó de donde era... le cuento que vengo de Chile, y él me dice que tiene amigos en Sudamérica, en Argentina específicamente, que le gustaba el fútbol, y que a pesar que todos sus amigos son hinchas de Boca, él era de River Plate... “yo también!”, exclamo emocionado, algo incrédulo por tener ésa conversación en ése rincón del mundo... al rato nos pusimos a conversar y parece que le caí bien el tipo, porque se acercó al mostrador, y me pasa un puck de hockey (esos “alfajores” con los que se juega la cuestión) “Take it... It´s a gift”, me dice. Quedé helado, sin palabras, no podía creer lo que escuchaba... el loco me regaló la cuestión, porque si! Obviamente, me deshice en agradecimientos, chapurreando como pude... Salí más contento que la cresta de la tienda!

Grande Tim! Gracias, te pasaste...
(Si alguien quiere conocer la tienda y ver un surtido increíble de poleras de todos los equipos imaginables, se encuentra en 330 Younge Street, Toronto)


Second City

Una noche de domingo estaba muy aburrido, deambulando por el centro de Toronto; ya estaba oscuro, todo cerrado y ningún lugar a donde ir (los fines de semana el comercio cierra temprano... a las 6 de la tarde se acaba todo!) Ni siquiera podía ir al mall a dar vueltas y comer alguna porquería. Como estaba haciendo frío, decidí irme al hostelling donde me estaba quedando. Después de salir del metro y caminar un poco, me acerco a un lugar que me había llamado la atención días atrás... el Second City, el más famoso (por lo menos, hasta donde sé) de los clubes de comedia de la ciudad. Me pongo a leer la cartelera de funciones, y veo con sorpresa que durante la semana, después de la obra que presentan habitualmente (cuya entrada cuesta unos 20 dólares canadienses), realizan un show de improvisación, gratuito... y también el domingo! Vi que tenía un poco de tiempo antes de que comenzara la sesión, me fui al hostelling a abrigarme un poco, y partí al Second City. A mi me gusta ese tipo de comedia, bien americana, con improvisaciones y participación de la gente, tipo “Saturday Night Live”, y los tipos son geniales... demasiado creativos y talentosos... de la nada inventan las situaciones más ridículas para hacer reír, y no es necesario saber tanto inglés para cachar de qué se tratan las rutinas... muy bueno! Obviamente, volví un par de noches más al Second City...


Un verdadero museo de la comedia, el Second City...


Tour ¿a China?

El famoso viaje a French Canadá lo contratamos (yo y otros chilenos que conocí allá) en una agencia ubicada en el Barrio Chino. El precio era decente, ofrecía pasar por muchas atracciones, e incluía un guía turístico, por lo que no nos pareció nada mal… Claro que nuestra sorpresa fue grande cuando cachamos que la famosa guía era china (ya les dije que Toronto está invadido de chinos!)… hablaba inglés y todo, pero el acento era pésimo, y lo que parecía “novedoso” en un principio se hizo francamente insoportable al cabo de unas horas… Ese fue el comienzo de nuestro “viaje a China”; como ya comenté anteriormente, y como hacen en todas partes, para que la gente no se aburra en el trayecto, en el bus pusieron películas, los típicos VHS pirateados… las copias eran bien malitas (eso no sorprende, es como lo usual), el surtido de películas no era tan malo (“The Day After Tomorrow”, “American Treasure”, “Hitch”… esa onda… aventuras y comedia), pero obviamente… estaban subtituladas en chino!!!... y claro, cuando el bus paraba para que almorzáramos, lo hacía frente a un restaurante buffet de comida china (en realidad esto no era tan malo, porque me encanta la comida china, pero la verdad, estábamos chatos de tanto oriental!) A veces no me queda claro si fui a Canadá o a China…


Reggeatón

Sip, aunque a muchos nos cueste creerlo, en Toronto se escucha también el reggeatón… de hecho, el primer día, recién llegado, acompañé a la familia que me hospedaba a un cumpleaños, y en el auto sonaba clarito “…lo que pasó, pasóoooo…” Imaginarán mi cara de espanto… viajar miles de kilómetros, para huir de semejante aberración musical, y tuve que encontrarme con Daddy Yankee en Toronto… Plop!

Llama la atención que en las tiendas suena mucha música latina… en las de artículos deportivos y camisetas de futbol siempre suena una especie de rap - reggeatón panameño o dominicano (o quién sabe de donde cresta!), y en una tienda de ropa del Eaton Centre (el shopping que está en el Downtown) ponían a cada rato música de Julio Iglesias… pero siempre, porque pasé hartas veces por el shopping, para cambiar dólares, y cada vez que lo hacía, ahí estaba Julillo…


14 de febrero

El día de los enamorados es cosa seria en Toronto… en los supermercados, hay pasillos especialmente destinados a tan magna celebración, abarrotados de chocolates, peluches, perfumes, tarjetas, rosas, flores, globitos en forma de corazón, todo lo que sea imaginable, por supuesto empapelados en color rojo furioso o un rosado mamón… Lo raro es que pasé por la tarde, antes de que cerraran uno de estos locales (en realidad, no era un supermercado, era una farmacia, pero son igual que acá, que las Ahumada o las Cruz Verde… venden bebidas, cereales, revistas, rollos de foto, pilas… cualquier cosa, menos remedios…) y no quedaba nada!!! Se habían llevado el pasillo completo!!! Para qué decir las chocolaterías o pastelerías finas! Todas llenas y haciendo la venta del año...

El amor se tomaba las calles y lo invadía todo, aunque fuera por un rato… al parecer, yo estaba en el metro, porque no me alcanzó… ja ja ja...


Si uno va a Canadá, tiene que ir al hockey... es como una obligación!


Sip, también fui con ella al hockey
Ésta va dedicada a Pato Castro (y en forma indirecta a Saori... ja ja ja...)


De vuelta a casa
(de fondo se comienzan a asomar los cerros, que se confunden con las nubes)

6 comentarios:

Sorecita dijo...

Que weno tu viajecillo...reaggetons...dia del amors, diablors el mal gusto y la fauna comerciante estan hasta en el otro fin del mundors..pero que wena lo del regalo en la tienda y las fotos y todo...

Saludos

Saori dijo...

si, si, es regia la yegua, yaaa, lo reconozco!!!! jajaja


tan lindas las fotos, lo unico picante es tu camiseta de la UC, lo demás todo espectacular.


saludos!

Willy dijo...

ja ja ja ja ja... eso es lo que me gusta de la Saori, las cacha todas, a la primera! ja ja ja ja...

(tan envidiosas que son las mujeres, por Dios!)

W.

pato castro dijo...

jajajaja, gracias por la dedicatoria, la verdad es que aqui es mas popular el basquetball, si juegan hockey pero no es la gran atraccion.
Ya me extraniaba que despues de esa dedicatoria a Diegito, no apareciera algo mas cruzado,jejejeje.
Y como estas ahora, a donde va el proximo viaje?.

Moira dijo...

[[abrazo]]

(aunque me desmitificaste Canadá de una con lo del reggaetón... qué buena la del regalo! jeje y ya te imagino intentando explicar lo que realmente dijiste)

El Hincha dijo...

Que tal don Willy!
Oye, ya me leí todo lo de tu viaje, un poco tarde tal vez, pero vengo recién reincorporándome.
Debo decir que me enganchó bastante la idea de ir a Canadá. Nunca antes lo había visto como destino, pero por lo que escribes creo que algún día tendré que conocerlo.
Que groso que fuiste a la NBA!!! ya somos dos, jajajaja, claro que con lo de la NHL me superaste lejos, que bueno eso! Sin ser fan del hockey, es un deporte que no te puedes perder en países donde no tienen idea del fútbol.
Muy buenas fotos además!, la cagó que te felicito por el viaje!

Gracias por tus visitas y comments!
un abrazo